La Ola, peliculón al canto…

Basada en la novela de Tod Strasser que narra el verdadero experimento denominado La tercera ola llevado a cabo por el profesor de historia Ron Jones en un instituto de California, el film narra con grandes dosis de naturalismo y verosimilitud la facilidad con que es posible adscribirse a un movimiento de corte fascista. En la Europa de las democracias aparentemente asentadas y firmes, el descontento, la falta de oportunidades económicas y la ausencia de valores éticos alimenta un granero de cientos de miles de personas que, ante su propia desorientación, no verían con malos ojos la llegada de un régimen totalitario que limpiase sus dudas mediante una buena dosis de disciplina, jerarquía y seguridad de pertenencia a un grupo.

El director y guionista Dennis Gansel, de cuyo recorrido profesional no tenemos muchas noticias en España, describe con eficacia en las secuencias iniciales a un grupo de jóvenes perteneciente a un curso de historia representativo de la juventud de cualquier país europeo actual: amalgama racial, sexualmente liberados, sin compromisos éticos, competitivos, con recursos económicos holgados y facilidad de acceso a las nuevas tecnologías. La verosimilitud de lo que sucede en pantalla llega al espectador por la naturalidad con el que están descritas las reacciones de los alumnos al ejercicio propuesto, según el perfil que se ha trazado de ellos previamente. Está desde quién lo rechaza de plano por el simple hecho de que le impide llevar la ropa que le gusta o gastar sus bromas habituales, hasta el que lo sigue con pasión dada la situación familiar de desamparo que está viviendo.

Rodada en planos habitualmente de poca duración para apoyarse en un montaje picado (Ueli Chrinsten) y con un tratamiento acertado de la fotografía (Torsten Breuer) que difumina los colores resaltando el gris de la ciudad donde suceden los hechos y la uniformidad del grupo creado, Gansel maneja los estereotipos de sus personajes con acierto, apoyando siempre la actitud de cada uno de ellos en la consecuencia de su situación personal.

Tras la euforia inicial que supone el éxito que está teniendo el ejercicio escolar, la situación se complica cuando la actitud de los miembros del grupo excede el mero cauce académico. La cinta juega aquí su mejor baza en un giro final de corte dramático (de hecho, como acertado recurso narrativo, sucede en una especie de salón de actos o teatro del centro académico) que pretende aleccionar acerca de lo sucedido. Es aquí donde el tono pedagógico quizá sea excesivo y se echa de menos algo más de vuelo en las intenciones narrativas del guionista, que castiga o aprueba a sus personajes sin dejarnos ver qué clase de adultos hubiera dado ese grupo de jóvenes heterogéneo tras el experimento.

Si no la haeis visto os la recomiendo, es un peliculón os dejo el trailer para que abrais boca…

[Youtube=http://www.youtube.com/watch?v=mwv1k1KGiFs]

Es una pelicula que empece a verla para ver de que trataba y quede enganchado hasta el final.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Pelis y Series y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La Ola, peliculón al canto…

  1. una pelicula fenonenal! MErecería ser exhibida en muchos colegios e institutos europeos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s