Fans fatales: conciertos que rozaron el desastre

Ya puede haber un plantel de gorilas de seguridad resguardando el escenario, que algunos fans (en muchas ocasiones inducidos por el alcohol, los estupefacientes o el amor incondicional) sobrepasan la barrera de la buena conducta. Hace escasos días fue la felación a Danny Brown en medio de un tema (el hombre no dejó de rapear, eso fue lo más extraño de todo), pero este fin de semana hemos presenciado con estupor, por ejemplo, el ataque que recibió el guitarrista de Mötley Crue de un seguidor con muy malas pulgas y ganas de vivir su momento de gloria. Habría que hacer un estudio sociológico acerca de qué lleva a un fan a subirse al escenario y atacar a su artista de cabecera ante los focos y las miradas de sus congéneres. No obstante, también existen músicos que, sobrellevados por la tensión, devuelven el golpe y a la mínima de canto pierden los papeles aún sabiendo que ello es la peor publicidad posible que pueden recibir.

A todos ellos hemos reunido en esos momentos que, gracias a la magia de internet, han pasado a la posteridad y al imaginario colectivo. Hay algunos que provocan risa (el intento de boicot de Jarvis Cocker a Michael Jackson en los Brits Awards, por ejemplo), pero también otros del todo denunciables que nos provocan dolor y auténtica vergüenza ajena.

Justin Bieber y el piano volador

 

Aconteció en Dubái este fin de semana. Un hombre se sube al escenario, intenta abrazar a Bieber, y uno de sus gorilas de seguridad se abalanza para evitar el ‘drama’. Consecuencia: el piano de cartón-piedra se fue a hacer gárgaras y las believers casi se mueren de un infarto in situ. Muy fans de sus gritos desesperados.

 

Mötley Crue: el último gran ataque

 

Fin de semana fatídico para estas leyendas del hard rock. Un insensato se cuela en uno de los conciertos de la banda en Canadá y ataca al guitarrista Mick Mars, que acababa de cumplir 62 años. No hay términos para describir esta sinvergüencería que ensombreció su cumpleaños.

 

Oasis, o la caída libre de Noel Gallagher

 

Que un desgraciado se suba al escenario y te empuje sin venir a cuento no hace ninguna gracia. Noel Gallagher puede hablar con conocimiento de causa sobre ello después de que lo viviera en sus carnes en Toronto en 2007 (minuto 1:29 del vídeo). Suspendieron el show y varios de sus siguientes conciertos por prescripción médica. Aún huele la sangre entre bambalinas.

 

Gordo, vendido, calvo: ¿cómo poner en ridículo a Bad Religion?

 

En España también tenemos faltones etílicos. Si este joven se pensaba que podría subir al escenario y decirle “gordo”, “vendido” o “calvo” a Greg Graffin de Bad Religion yéndose de rositas, es que iba más puesto de lo que parecía. Graffin se lo toma con algo de guasa, pero si se le hubiera girado la cabeza seguro que habrían caído unos cuantos dientes del escenario. Histórico.

 

Crystal Castles en contra de la ley

 

No sabemos qué le pasa a Alice Glass con los miembros de seguridad. Su antipatía por ellos siempre le han causado problemas. Bochornoso fue el escándalo que provocó en Sónar en 2009, pero un año antes ya dio muestras de su mala leche con otro segurata del Creamfields de Buenos Aires. Las hay muy impresentables.

 

Nirvana vs el borrachuzo

 

Corría 1989 en Nueva York cuando un hombre que se había bebido hasta el agua de los floreros no tuvo otra cosa mejor que hacer que intentar boicotear un concierto de Nirvana. Hasta que a base de empujones no lo sacaron de ahí no se dio cuenta de que sobraba. Los payasos al circo, gracias.

 

Danny Brown y las mamadas públicas

 

La semana pasada el mundo del rap se sorprendió cuando una fan de Danny Brown le dedicó una felación y él, impasible, no dejó de rapear en ningún momento. Para los morbosos, he aquí el vídeo. Hay que fijar la vista como si estuviéramos buscando a Wally.

 

Botellazos a Odd Future

 

Hay que tenerlos cuadrados para tirarles unas botellas a Odd Future. Como era de prever, hubo un momento de tensión con el público y Tyler, The Creator se puso bien bravo. Acortaron su setlist como consecuencia.

 

Cleptómanos contra A$AP Rocky

 

El populacho anda hambriento de memorabilia de sus artistas preferidos. O eso, o son más listos que el hambre y saben cómo sacar provecho a las subastas de eBay. El pasado año A$AP Rocky actuó en Londres y le mangaron el reloj. No era un Casio de segunda mano precisamente. Aunque lo mejor es la reacción del artista: detuvo el concierto, ordenó que se cerraran las puertas, y de ahí no se salía hasta que no se devolviera el peluco. Una vez detectado el chorizo, le llovió un linchamiento de aúpa.

 

Justice y las botellas de vidrio

 

No ocurrió encima del escenario, pero es otra muestra más de cómo los fans pueden hacer perder los papeles a los artistas. Un fan arremete contra Xavier de Rosnay de Justice y se lleva un botellazo de regalo. Como era lógico, el francés pasó la noche en un calabozo por írsele de las manos la situación. Momento culminante del documental “A Cross The Universe”, dirigido por Romain Gavras.

 

Robbie Williams besando el suelo

 

Todo parece transcurrir con normalidad, pero de pronto un fan (suponemos que cabreado por la disolución de Take That) se cuela en el escenario y empuja a Robbie directamente hasta el foso. Duele mucho verlo. De lo más indignante que hemos visto jamás.

 

A Slash no hay quien le pare

 

Un fan que bien podría ser un miembro de los Hells Angels, literalmente, se tira sobre Slash en Milán mientras toca el célebre riff de “Sweet Child O’Mine”. Al guitarrista le da bastante igual el incidente y sigue a lo suyo como si la cosa no fuera con él. Aplaudiendo con los pies.

 

El zapatillazo certero contra One Direction

 

Somos muy fans de este momento. Una fan con las hormonas por las nubes no dudó en sacarse una zapatilla y lanzarla contra uno de los púberes de One Direction. La muchacha, certera como ella sola, envió la zapatilla directamente hasta las partes bajas de Harry Styles. Habemus un nuevo eunuco en Inglaterra.

 

El ataque de pánico de Britney Spears

 

Britney ha sido una sufridora nata. Por ello no debe de extrañarnos que se quedara en auténtico shock cuando un fan se puso literalmente frente a ella (como si de una aparición fantasmagórica se tratara) durante su “Circus Tour”. Como bien decía Chris Cocker, ¡Leave Britney Alone!

 

Jarvis Cocker no lloró la muerte de Michael Jackson

 En los Brit Awards de 1996 ocurrió algo de lo más surrealista. Ahí estaba Michael Jackson con toda la pirotecnia dándolo todo, pero de pronto Jarvis Cocker de Pulp se sube al escenario y empieza a boicotear la actuación por su disconformidad a que actuara rodeado de niños cuando salían a la luz acusaciones de pederastia. Cocker, recorriéndose el escenario de cabo a rabo, quemó unas cuantas calorías. Surrealismo en estado puro.

Esta entrada fue publicada en Varios, WTF y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s